sdf

Elisabeth Diouf

 

Casamance, una región hermosa y fértil del sur de Senegal, se extiende a lo largo del curso del río Casamance, en un territorio repleto de canales, islas fluviales, bosques tropicales, campos de arroz y manglares.

Entre sus habitantes predominan los “diola”, el grupo étnico mayoritario en la Casamance. De tradición animista y cristiana, los diola conservan celosamente su cultura y tradiciones. Para los diola, el arroz es sagrado, símbolo de prosperidad y fertilidad. Su cultivo, que garantiza el abastecimiento de los poblados, es una seña de identidad para esta etnia, muy ligada a la agricultura.

Cuando Elizabeth Diouf decidió abrir un alojamiento turístico en el año 2000, no tuvo ninguna duda, se llamaría “Emanaye”, “el arroz”, en la lengua diola.   Desde las habitaciones del piso superior del alojamiento y desde el comedor, los viajeros tienen una espléndida vista de los arrozales en las inmediaciones del municipio de Oussouyé.

Elizabeth conocía muy bien la experiencia de los “Campaments Villageois”, alojamientos modestos gestionados por las propias comunidades y construidos con el fin de ayudar a evitar el éxodo de los jóvenes a las ciudades. 

Su campamento, con una estructura de dos plantas, soportales y techo de paja, responde al patrón arquitectónico tradicional de la Casamance. Se dice que los diola son los mejores arquitectos de África. En la inauguración disponía de doce habitaciones. La electricidad y el agua corriente llegaron en el año 2001.

El campamento Emanaye ha sobrevivido a los sucesivos conflictos acaecidos en Casamance provocados por el pulso de los grupos independentistas con el gobierno de Senegal. La riqueza cultural y natural de la zona es la mejor garantía para el desarrollo del turismo en un período de estabilidad. El patrimonio de Ossouye, la cercanía de Cap Skirring, con sus playas de arena blanca rodeadas de palmeras, y de Ziguinchor, con su mercado, comunicaciones, vida cultural y actividad comercial, convierten a la ciudad y al campamento en visita obligada en cualquiera de las rutas turísticas de la Baja Casamance.